¿De verdad se puede ahorrar algo? ¿Cuánto?

¡Por supuesto! Está comprobado que una vivienda puede ahorrar fácilmente  entre un 10 y un 15% de su consumo energético. Esto se traduce, de media, en unos 100€ al año. Así, lo que cuesta el medidor ya lo tienes pagado el primer año!

Además, ten en cuenta que el precio de la electricidad sube año tras año. Cuanto antes tomes el control ¡mejor!

 

No sé si creerlo… ¿Quién lo dice?

Los resultados de muchos estudios y artículos de diferentes instituciones demuestran las tasas de ahorro energético indicadas. Éstas se deben a la suma de diversos factores desde la mejora de hábitos de usuario, mejora tecnológica, instalación de automatismos, etc. Todo esto sin contar el ahorro puramente económico por la mejora en la contratación de tarifa eléctrica. Ejemplo de estudio de la Universidad de Oxford:

“The effectiveness of feedback on energy consumption” – (página 17).

 

Yo en mi casa ya apago las luces y todo eso… ¿Para qué medir?

Es importante medir para saber lo que pasa y entonces actuar. Olvidar las luces encendidas es muy obvio y si eres consciente las apagas pero ¿y el resto de cosas? En general sabemos poco de dónde gastamos energía en casa, no es algo intuitivo.

¿Sabías que la nevera es el electrodoméstico de la casa que más energía consume al cabo del año? ¡Está siempre funcionando!

¿Te suena lo de los stand-by? ¿Crees que es una leyenda urbana? El IDAE dice que es un 10% del consumo de electrodomésticos (página 8). ¿Cuánto será en tu casa?

Dicen que cambiando las bombillas antiguas por las de bajo consumo se ahorra un 80% del gasto de iluminación. ¿Pero el 80% de cuánto? ¿Cuánto es esto en euros? ¿Vale la pena? Si lo mides sabrás si es mejor esperar a que se fundan las bombillas viejas o si estás perdiendo dinero cada día que pasa!

En tu factura eléctrica hay un término fijo por la disponibilidad de suministro eléctrico. Es algo que cobra la compañía “por no hacer nada” y que depende de la potencia que tengas contratada. Según como sea tu “pico” de consumo necesitarás tener 3, 6, 10 kW contratados. ¿Cómo saber cuánta potencia necesitas? ¡Puedes estar pagando el doble de lo necesario!

 

Bueno, pero no dejaré de ver la tele ni renovaré la nevera antes de tiempo. Entonces, ¿qué más puedo hacer en mi casa?

Hay muchos pequeños gestos que se pueden hacer y que juntos suman!

¿Sabes que un congelador lleno de escarcha consume un 30% más?

¿Sabes cuál es la temperatura recomendable para la nevera?

¿Sabes que lavando en frío se gasta muchísimo menos que lavando en caliente?

¿Sabes que es mejor hervir un litro de agua en el microondas que en la placa?

Para evitar lo de los stand-by ¿conoces unos aparatitos muy baratos que cortan la corriente de la regleta y luego se vuelven a encender con cualquier mando a distancia?

¿Y sabes que si tienes termo eléctrico para el agua caliente hay programadores muy prácticos que te harán ahorrar sin hacer nada?

Cuando uses mirubee irás recibiendo “mirunsejos”, trucos para ahorrar, de acuerdo a tu tipología de vivienda, momento del año, consumo particular, etc.

 

A mí lo de tocar el cuadro eléctrico me da mucho respeto. ¿Seguro que lo puede hacer cualquiera?

Realmente sí es algo que puede hacer cualquiera… ¡y sin quitar la luz! (aunque si te quedas más tranquilo puedes desconectar todo el cuadro). Parece difícil porque no estamos acostumbrados a tocar las entrañas pero es realmente fácil. Sólo hay que sacar la tapa de plástico (con un destornillador) y poner una anilla alrededor de un cable. Nada más. (Ver vídeo instalación).